Ya llegan los primeros resfriados

Con la bajada de las temperaturas llegan los primeros resfriados, sólo en España se producen unos 80 millones de casos de catarros sobretodo en otoño. No existe una vacuna preventiva para el resfriado ni tampoco existe un tratamiento milagroso. Únicamente podemos tratar sus molestos síntomas.


¿Qué es el catarro o resfriado?


El resfriado común o catarro es una enfermedad vírica del aparato respiratorio que afecta principalmente al aparato respiratorio superior.  


Está causado esencialmente por un  virus conocido como rinovirus. Este virus afecta a personas de cualquier sexo y edad siendo la forma de contagio el contacto con las secreciones de una persona infectada. Por ejemplo mediante la tos o la propia respiración, se pueden emitir partículas virales. Una de las principales formas de contagio es a través de las manos, si tocamos a una persona resfriada o algún objeto que ésta haya tocado previamente.


Diferencias entre resfriado y gripe


El resfriado común y la gripe tienen síntomas similares; sin embargo mientras el resfriado no suele presentar complicaciones. La gripe es una infección viral más grave con mayor intensidad en sus síntomas que puede provocar complicaciones a nivel de bronquios o pulmones, pudiendo afectar simultáneamente a otros órganos vitales.


La diferencia principal entre un resfriado o catarro y la gripe, es la aparición de fiebre. El resfriado no suele venir acompañado de fiebre mientras que la ésta es un síntoma principal en la gripe.


Otra diferencia clara es la duración de la infección, un resfriado dura entre 3 y 7 días pero una gripe suele durar semanas.


Síntomas de los primeros resfriados


Suele empezar con un ligero picor de garganta seguido de congestión nasal y estornudos.


La mucosidad es una defensa natural de nuestro organismo para defender las vías respiratorias de los agentes externos, y a medida que el resfriado avanza la mucosidad aumenta y se vuelve más espesa.


Otros síntomas asociados a los primeros resfriados son:

 

  • Dolor de garganta
  • Tos
  • Ojos llorosos
  • Dolor de cabeza
  • Malestar general
  • Cansancio


Si los síntomas continúan pasados 10 días o aparece fiebre corporal mayor de 38 ºC debemos acudir al médico para descartar alguna complicación.

Cómo evitar la caída del cabello este otoño

En nuestro artículo anterior explicamos posibles causas de la caída del cabello, en este artículo vamos a definir unas pautas de prevención así como tratamientos recomendados.


Consejos para evitar la caída del cabello


El objetivo principal es mantener un cabello sano y evitar aquellas acciones que repercutan negativamente en la salud capilar:

 

Higiene capilar

 

  • Lavar el cabello siempre que sea necesario. Al contrario de lo que se suele decir, lavarse el pelo frecuentemente no provoca la caída del mismo, al contrario es beneficioso.
  • Utilizar productos adecuados para el cuero cabelludo.
  • No frotar el cabello al lavarlo, utilizar las yemas de los dedos para deslizar el champú desde la raíz a las puntas.
  • Realizar masajes capilares en el cuello cabelludo cuando se esté lavando el cabello, presionar ligeramente y realizar movimientos circulares. De esta manera se activa la microcirculación y mejora la calidad del cabello.
  • Finalizar el lavado con agua fría para mejorar la circulación.
  • Utilizar aire frío en lugar de caliente al emplear el secador.
  • En caso de utilizar plancha del pelo, recomendamos utilizar productos para proteger el cabello antes de usarla.
  • Si se utiliza tinte, elegir aquellos que sean más respetuosos con el cabello.

 

Nutrición

 

  • Incluir complementos nutricionales que contengan vitaminas, minerales y oligoelementos que permiten que nuestro cabello crezca fuerte y sano.
  • Mantener una dieta equilibrada y hábitos alimenticios saludables. Ingerir alimentos ricos en vitamina C, D y E pueden ayudar a mantener el cabello fuerte y sano.
  • Reforzar el cabello con tratamientos anticaída, existen en el mercado múltiples opciones y formatos.

¿Qué debe incluir un complemento alimenticio anticaída?


Un complemento alimenticio anticaída eficaz debe contener aminoácidos azufrados como la L-cistina y la L- metionina que estimulan el crecimiento del cabello y fortalecen el mismo.
Vitaminas del grupo B favorecen la formación de keratina dándole brillo y fuerza al cabello.


Asimismo,  el zinc y el ácido hialurónico también son indicados para la regeneración, hidratación y protección del cabello, por lo que también es un componente a tener en cuenta en un complemento anticaída.


¿Qué es el Minoxidil?



El minoxidil tópico es un tratamiento que se utiliza para estimular el crecimiento del cabello y remitir la caída del mismo.

El formato de venta suele ser en ampollas o sprays de directa aplicación en el cuero cabelludo, una o dos veces diarias.

El efecto de este tratamiento es visible a largo plazo y mientras se mantenga el tratamiento, una vez éste se abandona, la caída del cabello deja de remitir. El tratamiento con Minoxidil, es más eficaz en menores de 40 años y en caso de alopecias en un estado inicial no demasiado avanzado.

Tratamientos recomendados para la caída del cabello

 

Desde la farmacia os recomendamos los siguientes productos para evitar la caída del cabello. Además, en nuestro próximo artículo os daremos consejos para prevenir la caída del cabello.

La caída del cabello

Con la llegada del otoño, empezamos a darnos cuenta de que nuestro cabello es más frágil y se cae más.

El verano es una de las principales causas de esta caída del cabello, la exposición solar, la sal o el cloro, debilitan y deshidratan nuestro cabello. Además, durante los meses de verano, solemos abandonar un poco nuestra alimentación, lo que puede influir también en la salud capilar.

Esta caída de cabello estacional es algo muy normal y no debe preocuparnos, a menos que, si además de la pérdida de cabello notamos que éste no regenera.


Ciclo de vida del cabello


El ciclo del cabello tiene 3 etapas:

  • Fase de crecimiento. Ésta fase dura aproximadamente 4 años en hombres y 6 años en mujeres. Esta es la fase en la que se encuentran la mayoría de cabellos.
  • Fase “Catágena”. Es la siguiente fase del ciclo, en la que el cabello ya no crece, pero se queda “fijado”.Esta etapa dura entre 1- 3 meses.
  • Fase “telógena”. Se trata de la fase en la que el cabello cae de forma natural para ser reemplazado por uno nuevo, su duración es de 3 meses. Esta caída del cabello es totalmente normal y es la causa por la que nos encontramos con cabellos en el cepillo o almohada.



Tipos de caída de cabello


Alopecia común


Es la calvicie común generalmente conocida, que afecta en mayor medida a hombres en cualquier momento de sus vidas. Los factores que desencadenan la alopecia común son hereditarios, hormonales o simplemente el propio envejecimiento.


Alopecia areata


Es la caída del cabello asociada a factores psicológicos como el estrés. En algunos casos, una vez el estrés desaparece la alopecia también y en otros, el cabello perdido ya no se recupera.


Alopecia estacional


En otoño también se produce una nueva fase del ciclo de crecimiento del cabello concretamente es cuando nuestro cabello pasa de fase de crecimiento a la fase de caída.


Se trata de un proceso natural por el cual el cabello cae para ser regenerado por otro nuevo.


Alopecia por fármacos


Algunos tratamientos médicos pueden provocar pérdida de cabello. Este tipo de alopecia desaparece cuando el tratamiento cesa.

 


¿Por qué se cae el cabello?

 

Los factores que afectan al crecimiento y caída del cabello son muchos:

  • Una  mala alimentación.
  • Factores hereditarios.
  • Determinados fármacos.
  • El estrés.
  • Las hormonas.
  • El envejecimiento.
  • Los cambios de estación.
  • Algunas enfermedades.
  • Una inadecuada higiene capilar.

 

Tratamientos recomendados para la caída del cabello

 

Desde la farmacia os recomendamos los siguientes productos para evitar la caída del cabello. Además, en nuestro próximo artículo os daremos consejos para prevenir la caída del cabello.

Cosméticos despigmentantes. Cuidado corporal después del verano.

En nuestro artículo anterior os explicamos las diferentes manchas que pueden aparecer en la piel, a continuación vamos a ver cómo debemos cuidar nuestra piel tras los estragos del verano.

 

Renovación de la piel. Exfoliación.

Después de haber mantenido nuestra piel expuesta a diferentes agentes nocivos durante un periodo extenso de tiempo, es muy recomendable realizar una exfoliación para renovar la piel. De esta manera eliminaremos células muertas, impurezas y rugosidades. Además mejoramos la oxigenación que favorece la formación de colágeno y nuevas células, así como la hidratación de la piel.

La exfoliación se puede realizar mediante mascarillas o geles tipo scrub, que, gracias a las micropartículas que contienen estos tipo de cosméticos, ayudan a arrastrar las impurezas.

 

Reparación y nutrición

Una vez hemos limpiado nuestra piel de impurezas, es momento de reparar y nutrir los daños. Para ello debemos utilizar productos que contengan componentes regenerantes como las mascarillas con aceites nutritivos, ácido hialurónico y/o colágeno.

Debemos aportar de nuevo a nuestra piel, minerales, proteínas y aminoácidos, ya que durante el verano los ha ido perdiendo.

Despigmentación. Tratamientos despigmentantes recomendados.

A medida que vamos perdiendo el bronceado veraniego, tenemos más facilidad para visualizar las posibles manchas que haya podido producir el sol. Es muy aconsejable, observar nuestro cuerpo antes o después de la ducha, para detectar posibles nuevas manchas o modificaciones en aspecto de las que ya tuviéramos.

Asimismo, ha llegado el momento de utilizar cremas o sérums despigmentantes para reducir las manchas producidas por el sol.

Los tratamientos despigmentantes deben aplicarse por la noche y de forma gradual para evitar ocasionar irritación en la piel.

despigmentantes despigmentantes despigmentantes despigmentantes

Hidratación

 

La piel deshidratada envejece más rápido, se agrieta y es más difícil que vuelva a su estado natural.

Para mantener nuestra piel sana y recuperar su estado natural debemos hidratar de nuevo la piel. La utilización de cremas hidratantes es fundamental, ya que a través de su aplicación, conseguimos llegar a capas inferiores de la piel.

Aplica la crema hidratante en todo tu cuerpo, brazos, piernas, espalda, vientre y pecho, haciendo especial hincapié en zonas más secas como pueden ser los codos, rodillas o tobillos.

 

Manchas en la piel tras el verano

Una vez dejado el verano atrás, es momento de reparar nuestra piel castigada por el sol. Resulta muy conveniente revisar nuestra piel después de la ducha, para detectar a tiempo nuevas manchas en nuestra piel.

 

Consecuencias del sol en la piel

 

Podemos distinguir entre consecuencias visibles:

  • Quemaduras.
  •         Insolación.
  •         Pigmentación inmediata.
  •         Sequedad en la piel.
  •         Manchas solares.
  •         Envejecimiento prematuro de la piel.
  •         Cataratas
  •         Deshidratación

 

Tipos de manchas en la piel

 

Nos podemos encontrar con diferentes tipos de manchas en función del factor que las genera.Pero, las manchas en la piel que suelen aparecer por esta época son las debidas a la exposición solar.

La melanina ayuda a protegernos de los rayos solares, pero no lo hace de forma uniforme, lo que ocasiona manchas solares.

  • Las manchas oscuras en la piel se conocen como lentigos y aparecen por un exceso de producción de melanocitos ( las células encargadas de producir la melanina), generalmente debido a la sobreexposición solar.
  • Melasmas: se trata de un tipo de mancha de piel directamente relacionada con factores hormonales o farmacológicos. Suelen aparecer en las mejillas, frente y labio superior.
  • Pecas: aparecen por acumulación de pigmento en la piel y son fáciles de reconocer.
  • Lunares: como los lentigos, aparecen por acumulación de melanocitos. Suelen ser de forma circular. Este tipo de mancha solar, debe vigilarse ya que en algunos casos puede derivar en melanoma. Debemos comprobar los lunares, para detectar posibles cambios en los mismos y acudir al médico en cuanto los detectemos.
  • Manchas blancas en la piel, conocidas como leucodemia, se trata de manchas de coloración inferior al resto de la piel. Aparecen generalmente en el rostro y  se debe a la pérdida de melanina.

 

Protección y antioxidantes

Aunque el verano haya acabado, el sol sigue incidiendo, por lo que debemos seguir protegiendo nuestra piel utilizando diariamente protector solar, crema hidratante o maquillaje con protección solar. Asimismo, como hemos mencionado al inicio del artículo, una de las consecuencias de la exposición solar es el envejecimiento prematuro de la piel.

Si queremos mantener nuestra piel cuidada, joven y protegida debemos aportar a nuestro organismo antioxidantes. Los antioxidantes se encargan de combatir el ataque de agentes externos nocivos conocidos como radicales libres. Nuestro organismo es capaz de reparar la piel de estos ataques de forma autónoma, pero, la sobreexposición solar hace que aumente la producción de radicales libres limitando la capacidad de defensa de nuestro cuerpo.

Podemos aportar antioxidantes a nuestro organismo mediante la alimentación y  la aplicación de productos cosméticos.

Consejos para afrontar la vuelta al cole con energía

Continuamos con los consejos para la vuelta al cole, ¿quieres que tus hijos/as retomen la rutina con energía? ¡Sigue leyendo!


Prevención de infecciones


Para prevenir infecciones es muy importante inculcar en los pequeños el hábito de lavarse las manos de forma frecuente y evitar compartir utensilios de cocina como vasos o cubiertos. Así evitaremos el contagio de resfriados, conjuntivitis o gastroenteritis.


Asimismo, es importante incorporar en la dieta del pequeño las vitaminas y nutrientes necesarios para aumentar las defensas y prevenir así las afecciones previamente mencionadas, tan comunes en estas épocas.


Incluir vitamina C en la dieta es imprescindible ya que acorta el tiempo de duración de las infecciones y disminuye la fatiga.


Salud capilar


Por supuesto, con la vuelta al cole vuelve el miedo al contagio por piojos. Aprovechemos la vuelta al cole para integrar nuevos hábitos de higiene y recordar los consejos para prevenir su aparición.


No compartir toallas, gorros, peines, ni otros accesorios de pelo. Ojo! Advertir de la alta posibilidad de contagio en la realización de fotos grupales (los “selfies” que tanto les gustan).
Recomendamos, utilizar de forma diaria el peine lendrera para advertir de la presencia de piojos, también se pueden utilizar repelentes, pero en ningún caso pediculicidas, ya que si utilizamos éstos sin que el niño realmente tenga piojos, puede generar resistencia.


Hidratación corporal


Tras el verano, donde la piel de los pequeños se encuentra más expuesta que nunca a agentes adversos como el sol, la sal, el cloro, los insectos…, es necesario hacer hincapié en la hidratación corporal.


La piel infantil es más sensible que la de un adulto ya que todavía no está totalmente desarrollada, por ello, su capacidad de protección frente a agentes externos es menor.
Acostumbra al pequeño a ducharse siempre en un horario fijo en función de su horario escolar. Secarse adecuadamente y aplicar loción corporal.


Detección de problemas visuales


La detección precoz de defectos visuales infantiles permite su corrección total y un mejor rendimiento escolar. Familiares, profesores o cuidadores, pueden detectar estos defectos más fácilmente.


Para ello debemos fijarnos en las siguientes señales:


Cuando lee o escribe, se acerca mucho al papel.
Adopta posiciones extrañas con la cabeza.
Cuando juega, mantiene los juguetes muy cerca del rostro..
Parpadea de forma constante.
Se acerca mucho a la pantalla de la televisión u ordenador.
Tiene los ojos rojos, con picazón y/o lagrimeo.


Combatir la fatiga para una vuelta al cole con energía


La vuelta al cole puede ocasionar falta de energía, estrés y ansiedad. Para paliar estos síntomas, es recomendable consumir romero, polen o jalea real que actúan como tonificantes y estimulantes naturales. 

 

Productos recomendados

Desde Farmacia Terradez os recomendamos estos productos para ayudar a los peques en la vuelta al cole.

SUPRADYN JUNIOR GUMMIES 30 GOMINOLAS
IMUNOGLUKAN P4H JARABE 120 ML.
PEDIASURE MAXILATA POLVO CHOCOLATE 1.6KG

Vuelta al cole con hábitos saludables

Llega Septiembre y con él la temida “vuelta al cole”. Si quieres que tus hijos/as retomen la rutina de volver a clases de forma saludable, aquí encontrarás consejos para conseguirlo.


Recupera los hábitos alimenticios esta vuelta al cole

Durante los meses de verano, es habitual descuidar los hábitos alimenticios adquiridos durante el año. Los horarios cambian, comemos a deshoras, y no mantenemos una dieta tan equilibrada como querríamos.


Aprovechemos la vuelta al cole como “excusa” para retomar estos hábitos alimenticios saludables; ya que la buena alimentación favorece el sistema inmunológico.
Debemos recordar que el desayuno es la comida más importante del día y debe contener lácteos, cereales y fruta.


Además, podemos incorporar a nuestra dieta alimentos que nos ayuden a afrontar la vuelta a la rutina con una actitud positiva y energía.


Incorporar la miel como sustituto del azúcar en el desayuno, ayudará también a mejorar las defensas y el sistema inmunológico.


Asimismo toda la familia debe hacer cinco comidas al día y consumir cinco raciones entre frutas, hortalizas y verduras.


Síndrome postvacacional infantil


Hace unos días hablábamos del síndrome postvacacional y cómo éste podía afectar física y anímicamente las personas que vuelven al trabajo tras las vacaciones.


Pues, este trastorno no es exclusivo de adultos en edad de trabajar, los niños/as también pueden verse afectados.


Aunque la gran mayoría de niños/as vuelve al colegio con ganas e ilusión de encontrarse con sus amigos, hay otros a los que la vuelta a la rutina les afecta en mayor medida, se ponen nerviosos, les cuesta dormir, están cansados, pierden el apetito e incluso pueden tener vómitos y gastroenteritis.


Para evitar o paliar este síndrome postvacacional, es recomendable introducir las rutinas de forma gradual, intentando marcar los horarios de comidas y sueño unos días antes de la vuelta al cole.

Y sobre todo los papás deben intentar trasmitir la idea de que la vuelta a la rutina es algo positivo.


Problemas de espalda. ¡Cuidado con la mochila!


Para evitar problemas de espalda en los niño/as, el peso de sus mochilas escolares no debe exceder el 10 % del peso del niño. En caso de que el peso fuera superior, sería recomendable utilizar una mochila escolar con ruedas.


Si por el contrario,  se utiliza una mochila convencional, ésta debe utilizarse correctamente, utilizando las dos bandas de la misma y centrando la misma en la espalda y no dejándola caer por la zona lumbar.


Actividades extraescolares y horas de sueño.


El descanso es fundamental para levantarse activos y poder rendir de forma correcta.
Con la vuelta al cole, los pequeños/as deben contar con un horario establecido para irse a dormir y despertarse, intentando dormir entre 9 y 11 horas.

Además, para mejorar el sueño, realizar ejercicio físico es esencial. Practicar alguna actividad extraescolar deportiva ( y si es al aire libre mejor), reduce el estrés y prepara el cuerpo para el descanso.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda una hora de ejercicio físico moderado al día, para niños de entre 5 y 17 años.


Igualmente, el ejercicio físico en niños/as reporta muchos otros beneficios:

 

  • Ayuda a desarrollar una actitud positiva frente a la vida.
  • Mejora la socialización.
  • Aumenta las habilidades motoras del niño/a.
  • Favorece el desarrollo físico.

 

Combate el síndrome postvacacional

Consejos para combatir el síndrome postvacacional

“La depresión postvacacional es el síndrome que padecen algunas personas en la vuelta al trabajo tras un periodo de vacaciones. Este síndrome afecta en su estado de ánimo y provoca molestias que inciden en la vida diaria y la consecución de las tareas cotidianas.”

 

En nuestro artículo anterior, detallamos en qué consiste y cuáles son las principales causas del síndrome postvacacional. Asimismo os explicamos cómo evitarlo.

Ahora bien, ¿qué pasa si volvemos al trabajo y lamentablemente caemos en la desmotivación y la desgana?


Igual que indicamos en para prevenir la depresión postvacacional, para combatirla será necesario un pensamiento positivo.


Además es muy recomendable volver a la rutina de forma paulatina, tomarse el primer día con calma y organizar las tareas pendientes en pequeñas tareas alcanzables, en lugar de intentar dar salida a todo el trabajo pendiente en una jornada laboral.


Asimismo, será muy útil para combatir el síndrome postvacacional, compaginar la vuelta al trabajo con tareas de ocio, leer, practicar deporte salir con los amigos.
Los primeros días intenta levantarte cinco o diez minutos antes de lo habitual, así evitarás las prisas y el estrés.


También puede ser muy útil incorporar hábitos de las vacaciones a nuestra rutina diaria, por ejemplo, si durante las vacaciones solíamos desayunar en pijama o ir a pasear por la playa ¡sigamos haciéndolo!


Plantéate nuevos retos o metas profesionales. Esto hará que aumente tu motivación y te ayudará a mejorar la concentración.


Tener paciencia es muy importante, con el paso de los días nos adaptamos mejor a la rutina y los síntomas de este síndrome tienden a desaparecer. ¡No desesperes!


Productos recomendados para volver a la rutina con energía


Desde Farmacia Terradez, queremos ayudaros a evitar y combatir la depresión postvacacional. Así que además de estos consejos, os dejamos los siguientes productos recomendados para recargar aún más las pilas y volver con más fuerza que nunca al trabajo:

 

síndrome postvacacional depresión postvacacionalsíndrome postvacacional

 

Si tenéis cualquier consulta, ¡no dudéis en preguntarnos!

Cómo reconocer la depresión postvacacional


¿Qué es la depresión postvacacional?

La depresión postvacacional es el síndrome que padecen algunas personas en la vuelta al trabajo tras un periodo de vacaciones. Este síndrome afecta en su estado de ánimo y provoca molestias que inciden en la vida diaria y la consecución de las tareas cotidianas.


Actualmente se conoce como síndrome postvacacional en lugar de depresión postvacacional, ya que además de los síntomas típicos de depresión se han sumado otros como ansiedad y estrés.


La causa principal que origina la aparición de este síntoma es la vuelta al trabajo, sobre todo, si el periodo vacacional ha sido extenso. Asimismo, los cambios de horarios y la modificación en rutinas de sueño también influyen.


Síntomas de depresión postvacacional


Los síntomas de la depresión postvacacional manifiestan un patrón diferente en cada persona.


Aún así podemos diferenciar entre síntomas físicos y psicológicos:

  • Entre los síntomas físicos se destacan el insomnio, cansancio físico, nerviosismo, dolor de cabeza, problemas digestivos y trastornos del sueño.
  • Mientras que los síntomas psicológicos pueden ir desde apatía a irritabilidad, irascibilidad, dificultad de concentración, tristeza, desgana, cambios de humor o desmotivación.


Estos síntomas suelen durar entre diez y quince días, que es el tiempo que tarda nuestro cuerpo en adaptarse a los cambios.

 

Cómo reducir los efectos de la depresión postvacacional

  • Es posible reducir los síntomas del síndrome postvacacional si se siguen una serie de recomendaciones:
  • Evitar la falta de sueño: se debe intentar dormir todo lo posible desde el primer día evitando el cansancio acumulado.
  • Evitar largos periodos de vacaciones. Resulta más conveniente dividir las vacaciones en pequeños periodos.
  • Mantener una actitud positiva.
  • Recuperar los hábitos saludables: dieta equilibrada, horarios, reducir o evitar el consumo de alcohol.
  • Practicar deporte. El deporte además de ser bueno para la salud también ayuda a combatir el estrés, practicar alguna actividad deportiva puede ayudar a romper con la monotonía y ayudar a prevenir el síndrome postvacacional.
  • Utilizar técnicas de relajación para liberar tensiones en la vuelta al trabajo.
  • Madrugar algunos días antes de volver al trabajo (igual que hacíamos para volver al cole).
  • Incorporarse a media semana en lugar de el lunes ayudará el hecho de pensar que la primera semana es más corta.

Descubre cómo eliminar los piojos correctamente

Si ya hemos examinado el cabello y hemos descubierto que nuestro hijo/a tiene liendres o piojos, debemos actuar rápidamente para eliminarlos.
La solución más eficaz, es utilizar una loción antipiojos que podrás encontrar en la farmacia.


¿Cómo aplicar la loción antipiojos?

  • La loción se aplica con el cabello seco. Insiste en las zonas de la nuca y detrás de las orejas.
  • Una vez aplicada la loción debes cubrir la cabeza del niño/a con un gorro de plástico para recoger los parásitos. Dejar actuar la loción durante el tiempo indicado.
  • Transcurrido el tiempo de actuación aclarar con abundante agua.
  • Con el pelo húmedo, realizar el procedimiento indicado para examinar el cabello, es decir, peinar el cabello separado en mechones con una liendrera.
  • Secar el cabello al aire.
  • En los días posteriores al tratamiento debes examinar el cabello para comprobar que se han eliminado completamente.
  • Asimismo, es totalmente recomendable continuar utilizando la lendrera durante los siguientes días.
  • Se puede repetir el tratamiento a los siete días como medida de precaución por si hubiera quedado alguna liendre o hubiera sobrevivido algún piojo.

Productos recomendados para eliminar los piojos

loción anti piojosantipiojos loción



Evita los piojos en verano y ¡en la vuelta al cole!

Para evitar el los piojos este verano y en la vuelta al cole…

  • Enseña a tu hijo/a a no compartir peines, toallas ni accesorios para el cabello.
  • Evitar el pelo suelto. Dejar el pelo del niño/a bastante corto o recoger el cabello en trenzas para evitar el roce con el cabello de otros niños/as.
  • Educar a los niños/as en el uso de las lendreras como un paso más en sus hábitos de higiene diaria. Acostumbra a tus hijos/as a peinarse con lendreras después de la ducha.
  • Revisar el cabello al menos dos veces por semana.
  • Desinfectar de forma habitual los peines y cepillos.

Lavar frecuentemente la ropa de cama especialmente fundas de cojines y almohadas.